Cuentos, Historias, Fabulas y mas…

Por Qué Las Alubias Tienen Una Cicatriz

Share Button

Una mujer estaba poniendo la cazuela en el fuego y se le cayeron al suelo una alubia, un trozo de carbón encendido y una pajita con la que había encendido en el fogón. Por uno u otro motivo, los tres consideraron que habían escapado de milagro de la muerte y decidieron escapar, antes de que los cogieran y volvieran a ponerlos sobre el fuego.

En su huida, encontraron el camino cortado por un arroyuelo. La pajita, generosamente, se ofreció a tenderse de una a otra orilla para servir de puente y que pudieran pasar sin peligro sus compañeros de fatigas.

Así lo hicieron, pero el carbón, que pasó el primero, al llegar a la mitad de la pajita y ver el agua a sus pies, se quedó paralizado por el miedo. Su calor encendió la pajita, que se rompió, y el carbón cayó al agua y se ahogó.

La situación fue tan graciosa que la alubia empezó a reír hasta que explotó. Pero por suerte, un sastre la vio y la recosió.

Desde entonces todas las alubias tienen una especie de rajita en un lado: es la cicatriz dejada por el cosido.

Jacob y Wilhelm Grimm