Cuentos, Historias, Fabulas y mas…

LA GALLINA PLUMARROJA

Share Button

A la gallina Plumarroja la llamaban así porque todas sus plumas eran rojas. Un día la vio el zorro y se le hizo la boca agua ante aquel espléndido ejemplar.

Corrió a su casa y dijo a su mujer que pusiera la cazuela en el fuego para cocer a la gallina; después volvió a buscar a Plumarroja que, cogida por sorpresa, se encontró dentro de un saco y no pudo ni pedir socorro.

Por suerte, una tortolilla lo vio todo. Se tumbó en el camino y fingió tener un ala rota. El zorro, al verla, se alegró de encontrar también los entremeses.

Posó el saco con la gallina para moverse más libremente y empezó a perseguir a la tortolilla, que astutamente se iba alejando para dar tiempo a que se escapara la gallina y se pusiera a salvo.

Plumarroja salió del saco y puso dentro una gran piedra; después escapó. También la tortolilla, al ver que su amiga se encontraba a salvo, voló. El zorro se echó otra vez el saco al hombro, creyendo que llevaba la gallina y al llegar a casa lo volcó sobre la olla; pero la piedra hizo saltar el agua y abrasó al burlado zorro.

Cuento Ruso