Cuentos, Historias, Fabulas y mas…

Catalina Y Las Monedas De Oro

Share Button

Catalina era una joven  tontísima y, lo que es peor, como la mayoría de los tontos, estaba convencida de ser listísima. Su marido intentaba soportarlo lo mejor que podía.

Un día tenía que salir de viaje y escondió las monedas de oro, que constituían todos sus ahorros, en una olla. La enterro y dijo a su mujer que eran semillas de girasol, que fue lo primero que se le ocurrió.

Al cabo de un tiempo, pasaron por el pueblo unos hombres que vendían ollas. También se las ofrecieron a Catalina; ella les dijo que no tenía dinero y no podía comprarles ninguna.

-Si os conformáis con unas semillas de girasol…

-¿Por qué no? Enséñanoslas -respondieron los hombres.

-Ahora no tengo tiempo. Id vosotros a desenterrarlas -y les indicó el lugar donde estaban enterradas.

Los vendedores de apresuraron a coger las monedas a cambio de unas cuantas ollas. Cuando regresó el marido, Catalina salió a su encuentro, muy orgullosa con sus ollas: -¡Mira la de cosas que he conseguido a cambio de aquellas semillas que no valían nada!

Jacob y Wilhelm Grimm